Cuentanos tu historia - Citas en Internet - Encuentra amigos - Citas a ciegas
Inicio / Historias de amor
historias de amor

Nunca pensé que el amor me fuera a llegar en ese momento y de aquella manera. Acababa de terminar una relación de cinco años llena de altibajos pero por la que había apostado muy fuerte. Tras la ruptura me encontraba muy baja de ánimos y no tenía ganas de salir y mucho menos de conocer a nadie. Mi mejor amiga estaba apuntada a una página de contactos y un día me propuso tener una cita a ciegas doble ya que ella había encontrado una persona que se acercaba a su perfil pero la daba vergüenza presentarse sola, así que tras mucho insistir acepté acompañar a mi amiga pero sólo para hacerla un favor. Cuando nos conocimos me pareció atractivo y conforme iba avanzando la cita yo me iba relajando y estando cada vez más cómoda aunque seguía con la intención de no dejarme seducir. Al despedirnos no le quise dar mi teléfono ni tener otra cita porque hacía poco me habían partido el corazón y todavía dolía la herida. Al día siguiente recibí un mensaje de móvil diciéndome que le había gustado mucho y pidiéndome una nueva cita, sin yo saberlo había pedido el teléfono a mi amiga y ella como buena celestina se lo había dado sin dudarlo. Me pareció un detalle muy bonito y acepté verme con él una segunda vez pero en esta ocasión quería que estuviéramos solos. Aquel día le conté mi experiencia anterior y que en ese momento me sentía sin fuerzas para empezar una historia con nadie. El fue muy comprensivo y poco a poco y sin presionarme me fue sanando la herida que tenía abierta y aunque vamos despacio puedo decir que estoy totalmente curada y entregada a mi nuevo amor.

por Marta